El Consejo Andaluz de Colegios Profesionales de Trabajo Social es una corporación de Derecho Público (Decreto 26/1998, de 10 de febrero, por el que se crea el Consejo Andaluz de Colegios de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales) que agrupa a los Colegios Profesionales de Trabajo Social de Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla. Representa al conjunto de profesionales del Trabajo Social de Andalucía, más de 5.000 trabajadoras y trabajadores sociales, bajo el compromiso de la defensa de los derechos sociales de la ciudadanía desde la responsabilidad ética del Trabajo Social.

 

El Consejo Andaluz forma parte del Consejo General del Trabajo Social: órgano representativo, coordinador y ejecutivo de los 36 Colegios a nivel estatal que agrupan un total de 40.000 colegiados/as. Responsable del ordenamiento del ejercicio profesional de los trabajadores y trabajadoras sociales, de velar por el prestigio de la profesión y de exigir a los Colegios de Trabajo Social y a sus miembros el cumplimiento de sus deberes deontológicos.

 

El Consejo Andaluz, sin perjuicio de la autonomía y competencia propia de cada Colegio, tendrá en coordinación y representación de los Colegios que lo componen, con el objetivo siempre de promocionar y desarrollar la profesión en Andalucía, las finalidades siguientes:

 

a) Alcanzar la adecuada satisfacción de los intereses generales en relación con el ejercicio de la profesión.

b) La ordenación del ejercicio de la profesión, dentro del marco legal respectivo y el ámbito de sus competencias.

c) La representación y defensa de los intereses generales de la profesión, así como de los intereses profesionales de los colegiados.

d) Asumir su defensa ante la Junta de Andalucía en las cuestiones de interés común, así como ante cualquier institución, organismo, agencia, o persona legítimamente designada para el cumplimiento de sus fines.

e) La protección de los intereses de los consumidores y usuarios de los servicios que prestan los Colegios, velando por la calidad de las prestaciones realizadas.

f) Controlar que la actividad colegial se someta a las normas deontológicas de la profesión.

 

El Consejo Andaluz de Colegios Profesionales de Trabajo Social velará por el cumplimiento de las normas deontológicas y restantes normas profesionales, defendiendo el prestigio de la profesión así como su independencia frente a cualquier injerencia tendente a restringirla o menoscabarla, todo ello en su marco territorial andaluz.